Las leyes más insólitas de Singapur que debes conocer

En el post de hoy os hablamos de las leyes más insólitas de Singapur que debes conocer si vas a viajar allí pronto.

Cuando viajamos a otro país o continente, siempre aconsejamos informarse sobre las costumbres y posibles diferencias culturales que podamos encontrar con nuestro propio país. Uno de los sitios donde debemos tener (aún más) cuidado es en Singapur, ya que no sólo se basa en unas diferencias culturales, sino que las normas y las leyes pueden resultar bastante raras e insólitas.

Algunas cosas tan comunes como mascar chicle, darse un beso apasionado en público o llevar según qué fruta en el metro podrían traerte problemas en Singapur. Sigue leyendo para conocer algunas de las leyes más insólitas de Singapur.

La ley y el orden en Singapur

Singapur es mundialmente conocido por ser uno de los países con las leyes más estrictas. También por su modernidad, espacios públicos impolutos y organización extrema.

Esto se debe al ex-primer ministro Lee Kuan Yew, quien transformó Singapur en uno de los países más desarrollados y uno de los principales puertos comerciales del mundo. Para ello elaboró una serie de leyes que tanto ciudadanos como visitantes deben cumplir de forma rigurosa.

La mejor forma para que todo el mundo cumpla estas normas son las multas. Sin embargo, Singapur va más allá de una simple multa económica o cárcel como estaríamos acostumbrados. Aquí es legal el castigo corporal como los azotes (decretados por el juez), incluso la pena de muerte para casos de droga. Estas multas y castigos hacen de Singapur un país muy seguro, ya que nadie se atreve a cometer una infracción.

Las leyes más insólitas

Pero estas leyes tan estrictas no sólo funcionan para los delitos más graves. Hay muchas leyes para convivencia del día a día, la limpieza de las calles, el bienestar de los lugares públicos… muchas de ellas sorprendentes para los turistas que visitamos el país.

A continuación os contamos algunas de las leyes más insólitas de Singapur que debes tener en cuenta, especialmente para ahorrarte una multa y problemas en tu visita a este país:

El chicle

Es una de las leyes más conocidas, ya que no se pueden meter en el país y allí está prohibida su venta. Menos aún podrás ir mascando chicle por la calle.

Sin embargo, hay excepciones y sí están permitidos los chicles de nicotina y los que tengan un objetivo de salud bucodental. El motivo de esta prohibición es bastante «lógico», ya que es una medida de ahorro en limpieza de las calles.

Besarse apasionadamente en público

No están prohibidos los besos, pero no está bien visto darse un beso apasionado en público. Te pueden multar por falta de decoro, por lo que si quieres expresar aprecio, mejor un abrazo o una caricia.

Tirar basura en la calle

La verdad que es una prohibición bastante lógica.

En Singapur tirar cualquier cosa en la calle conlleva una multa de 2.000 dólares la primera vez, 4.000 la segunda y si aún lo haces una tercera, tendrás que pagar 10.000 dólares de Singapur. Además, algo gracioso es que al infractor le pueden llegar a obligar a barrer la calle con un gran cartel que ponga “I am a litterer” («Soy un guarro»).

El Durian

Si alguna vez has estado en el Sudeste Asiático seguro que ya conoces esta famosa fruta.

Se trata de una fruta fácil de reconocer principalmente por su apestoso olor. Son bastante grandes, con forma alargada y cubierto de espinas. Su interior es carnoso y de color amarillo y, a pesar de su desagradable olor, tiene un sabor dulce.

Precisamente por este olor está prohibido en la mayoría de sitios públicos: metro, aeropuertos, hoteles…

Durian. las leyes más insólitas de Singapur
Durian

Comer y beber en el transporte público

Está prohibido comer y beber en el transporte público. Si lo haces, puedes enfrentarte a una multa de 500 dólares de Singapur.

Fumar en los lugares prohibidos

En general, Singapur es un país donde fumar no está muy bien visto. Está prohibido fumar en edificios públicos, oficinas gubernamentales, colegios, estaciones de metro o bus, centros comerciales…

En la calle se permite fumar (siempre en lugares que no estén bajo techo) y donde encuentres una papelera con ceniceros incorporados. Si incumples estas normas, la multa será de 1.000 dólares de Singapur, igualmente que si tiras una colilla al suelo.

Normas del metro de Singapur. las leyes más insólitas de Singapur
Normas del metro de Singapur

No tirar de la cadena en un baño público

No sabemos si hay alguien que no tira de la cadena cuando va a un baño público, pero en Singapur no puedes hacerlo ya que te van a multar.

Cruzar fuera de un paso de peatones

En Singapur hay que respetar los pasos de peatones, tanto los vehículos como los viandantes. Si cruzamos una calle por donde nos apetece, la multa puede llegar incluso a los tres meses de cárcel.

Cantar canciones obscenas

Ni se te ocurra cantar ninguna canción obscena, ni en tu propia casa (alojamiento/hotel) como en la calle. Si hay algún agente cerca y te escucha, multa.

Estar desnudo por casa

Seguro que piensas que en tu casa puedes estar como quieras, pero no es el caso si estás en Singapur. Como turista, tanto si estás en un Airbnb como en un hotel, si un vecino te ve paseándote por la habitación sin ropa, puede llamar a la policía y recibirás la correspondiente multa.

Dar de comer a las palomas

En general en todo el Sudeste Asiático, las palomas no tienen muy buena fama. Además en Singapur, si les das de comer te pondrán una buena multa.

Merlion Park. las leyes insólitas de Singapur
Merlion Park

.

¡Hasta aquí nuestro post sobre las leyes más insólitas de Singapur que debes conocer! ¿Qué te han parecido estas leyes? Déjanos un comentario.

.

ORGANIZA EL VIAJE POR TU CUENTA 

 Reserva tu hotel con Booking.com al mejor precio aquí     

  Reserva apartamento  Airbnb con 25€ de descuento aquí

  Contrata seguro médico Mondo con 5% de descuento aquí

   Paga con tarjeta: solicita la BNext con 5€ de regalo aquí

 Reserva tours y excursiones en Español con Civitatis aquí  

     Internet: Siempre conectado con Tep Wireless consulta aquí

   
Compartir en:

Deja un comentario

*

He leído y acepto.