Visitar el Capricho de Gaudí en Comillas

Visitar el Capricho de Gaudí en Comillas

Puede que cuando pensamos en las obras de Gaudí lo relacionamos directamente con Cataluña. Y es que la mayoría de sus obras se encuentran en esta comunidad, sin embargo, hay 4 que se encuentran fuera de ella: La Casa Botines (León), Palacio Episcopal de Astorga (Astorga), La Catedral de Palma de Mallorca (Baleares) y El Capricho (Cantabria). De este último es del que os vamos a hablar hoy.

La Villa Quijano (popularmente conocida como El Capricho) es un edificio modernista situado en la localidad cántabra de Comillas, una población costera situada a unos 50 kilómetros al oeste de Santander. Fue construido entre los años 1883 y 1885 por encargo de Máximo Díaz de Quijano, un abogado enriquecido en América, como residencia vacacional.



Aunque en sus inicios se llamó Villa Quijano, pronto se fue haciendo conocido como «El Capricho», por su aspecto exuberante y su originalidad.​ Esta obra pertenece a la etapa orientalista de Gaudí, con gran influencia del arte oriental e islámico hispánico. También destaca el empleo de Gaudí en la decoración en azulejo cerámico así como los arcos mitrales, cartelas de ladrillo visto y remates en forma de cúpula.​

En este post te contamos todo sobre visitar el Capricho de Gaudí en Comillas, para que puedas planificar tu visita y disfrutar al máximo de esta gran obra de arte.

Tarjetas para viajar. No pagues comisiones y consigue el mejor cambio de divisa al pagar en el extranjero. Solicita la Tarjeta Vivid o la Tarjeta Revolut, las mejores tarjetas de débito y nuestras favoritas para viajar.

  Un poco de Historia

Máximo Díaz de Quijano era un indiano enriquecido en Cuba, abogado de profesión y aficionado a la música y la botánica. En 1883, decidió construir su residencia de verano en los jardines que rodean al palacio de Sobrellano.

Máximo Díaz de Quijano era concuñado de una gran personalidad de la localidad: Antonio López y López,​ marqués de Comillas. Fue el mecenas de varios edificios monumentales en la localidad como la Universidad Pontificia o el Palacio de Sobrellano. Ambas obras fueron llevadas a cabo por el arquitecto catalán Joan Martorell, que convirtieron Comillas en el lugar de prestigio y frecuentado por la aristocracia.

Casualmente, Antonio López era suegro del empresario catalán Eusebi Güell, el principal mecenas de Gaudí. Éste ya había sido ayudante de Joan Martorell en el Palacio de Sobrellano, por lo que se le encargó construir esta residencia de verano, la cual diseñó desde Barcelona y dejando la supervisión de la obra a su compañero de Universidad Cristóbal Cascante. Los trabajos se realizaron entre 1883 y 1885, pero por desgracia Máximo Díaz de Quijano no pudo disfrutarlo durante mucho tiempo: murió solamente unos meses después del fin de las obras.​​

El edificio cayó en el abandono tras la Guerra Civil, a pesar de declararse Bien de Interés Cultural en 1969. En 1988 se convirtió en el restaurante «El Capricho de Gaudí» y re-comprado​ en 1992 por el grupo japonés «Mido Development», que terminó por cerrar debido a la crisis económica.​ Finalmente, el edificio se convirtió en museo y abrió sus puertas al público en Julio de 2010.

El Capricho de Gaudí. Visitar el Capricho de Gaudí en Comillas
El Capricho de Gaudí

Viaja con tranquilidad. Un buen seguro de viaje es esencial para evitar cualquier problema o percance de salud mientras estamos de vacaciones. Nosotros siempre confiamos en Mondo (ahora con cobertura Covid-19 incluida), además por  ser nuestro lector tendrás un 5% de descuento haciendo click aquí

  La visita

Se pueden hacer dos tipos de visita: por libre o con una visita guiada. La visita guiada dura aproximadamente 1 hora y harás un recorrido por los exteriores y el interior, con todas las explicaciones de un guía profesional. Cuando lo visitamos nosotros el precio de la entrada era el mismo, si querías hacer la visita guiada solamente tenías que dirigirte al punto de encuentro a la hora indicada.

El edificio llama automáticamente la atención por su peculiar fachada y torre cilíndrica. Está concebido como un palacete oriental, con unos colores verdes rojo y crema que hacen que se mimetice con la vegetación de alrededor. Curiosamente, cada fachada es diferente a las demás.

Capricho de Gaudí. Visitar el Capricho de Gaudí en Comillas
Capricho de Gaudí.

Puede que lo más conocido y que más destaca en la fachada son sus bandas de cerámica con formas de girasol. Además de cumplir una función decorativa, son una metáfora del sol que iluminaba cada una de las estancias de la residencia, dependiendo de las horas del día en la que fueran utilizadas.

Girasoles de la fachada. Visitar el Capricho de Gaudí en Comillas
Girasoles de la fachada

La impresionante torre tiene 20 metros de altura, revestida completamente de cerámica. Recuerda un poco a un minarete islámico. En la parte superior de la misma se encuentra un mirador, con una plataforma y barandilla de hierro forjado con motivos musicales (claves de sol). Desde aquí se pueden tiene unas vistas impresionantes del mar Cantábrico.

Torre cilíndrica. Visitar el Capricho de Gaudí en Comillas
Torre cilíndrica
Fachada trasera del Capricho. Visitar el Capricho de Gaudí en Comillas
Fachada trasera del Capricho

Al igual que la residencia, los jardines también fueron diseñados por Gaudí y tienen una superficie de 2500 m². Esta zona no ha sufrido apenas modificaciones, por lo que conservan prácticamente su diseño original. Además, como era habitual, el arquitecto mostró un gran respeto por el entorno utilizando materiales autóctonos.

En los jardines destaca una gruta artificial, situada en el extremo occidental, elaborada con bloques de piedra, con una puerta de entrada y una ventana adinteladas. Además, en un banco situado frente a la fachada trasera se encuentra una estatua sedente en bronce de Gaudí, obra de Marco Herreros (1989).

Estatua sedente en bronce de Gaudí
Estatua sedente en bronce de Gaudí

Durante la visita interior de la residencia podemos ver que tiene un diseño pensado para el descanso y las vacaciones. El edificio tiene planta alargada en forma de «U» y está distribuido en tres plantas, conectadas por dos escaleras de caracol: en el semisótano se encontraban la cocina, las despensas y los trasteros y el desván estaba destinado al servicio. La planta principal tiene cinco estancias, el vestíbulo y el cuarto de baño.

Como os comentábamos con los girasoles, Gaudí distribuyó el espacio interior en base al recorrido del sol, situando las dependencias de actividades matutinas hacia el sur, y las vespertinas a poniente, mientras que las estivales quedaban hacia el norte.

Entre las muchas estancias de la casa, una de las que más nos llamó la atención fue el invernadero. Está lleno de grandes plantas tropicales. Además, esta sala tiene una función curiosa, ya que tiene grandes cristaleras que recogen el calor del sol y lo reparten por el resto de la casa, funcionando como un conductor del calor para los días fríos.

Interior del Capricho
Interior del Capricho

La decoración de la vivienda se llevó a cabo con toda clase de lujos ornamentales con vidrieras, cerámicas y maderas talladas. Pero el Capricho de Gaudí refleja sobretodo las dos pasiones de Máximo Díaz de Quijano: la música y la botánica. Ya hemos visto como la parte botánica está reflejada en las cerámicas con girasoles y hojas, además del gran invernadero.

Pero También en toda la vivienda podemos ver incontables metáforas musicales: los pomos de las ventanas, las barandillas de hierro forjado de los balcones con forma de clave de sol, el sonido de las ventanas del salón principal (con campanas que tocan diferentes notas musicales) o las vidrieras del cuarto de baño, donde aparecen una abeja tocando la guitarra y un pájaro tocando el piano.

Vidrieras del cuarto de baño
Vidrieras del cuarto de baño

Viaja conectado a Internet. Nosotros usamos Holafly, quienes proporcionan tarjetas SIM para viajar a una larga lista de países. Además por ser nuestro lector tendrás un 5% de descuento haciendo click aquí

​  Información útil para visitar el Capricho

Tarifas

Tarifa general
T. Bonificada* 5
7 – 14 años 3
Menores 7 años Gratis

*(Jubilados, personas con discapacidad, estudiantes, familia numerosa, desempleados.)

Horario

El Capricho de Gaudí tiene diferentes horarios dependiendo de la época del año. Varían dependiendo de si es Invierno, Primavera/Otoño y Verano. Te recomendamos que consultes aquí los horarios antes de hacer tu visita.

Lo que nunca varía es que, según su web, necesitas al menos media hora para visitar El Capricho (nosotros diríamos que al menos 1 hora para verlo con tranquilidad. Además abre todos los días de la semana.

¿Cómo llegar?

El Capricho se encuentra en :

📍 Barrio de Sobrellano s/n
39520 Comillas
Cantabria

.

¡Hasta aquí nuestro post sobre visitar el Capricho de Gaudí en Comillas! Déjanos un comentario si te ha gustado este post o si tienes alguna pregunta que hacernos.

.

ORGANIZA EL VIAJE POR TU CUENTA 

 Reserva tu hotel con Booking.com al mejor precio aquí     

  Intercambia tu casa y alojarte gratis con HomeExchange aquí

  Contrata seguro médico Mondo con 5% de descuento aquí

 Reserva tours y excursiones en Español con Civitatis al mejor precio aquí  

     Siempre conectado con las Tarjetas SIM de Holafly y 5% de descuento aquí

  Consigue el mejor cambio de moneda extranjera con Exact Change aquí

.
Compartir en:

Deja una respuesta

*

He leído y acepto.