Qué ver y hacer en Berlín

Qué ver y hacer en Berlín

Berlín es una de las capitales europeas con más historia reciente. La capital de Alemania quedó prácticamente destruida por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y dividida en dos por el famoso Muro de Berlín durante 28 largos años.

Pero Berlín ha sabido recuperarse y se ha convertido en una ciudad moderna que merece mucho la pena visitar. Además de sumergirnos a fondo en la cruda historia de guerra y separación, también podemos encontrar importantes museos, modernos edificios y un ambiente artístico único.

En este post te contamos qué ver y hacer en Berlín, para que no te pierdas nada en tu visita.

Puerta de Brandeburgo

La Puerta de Brandeburgo es un icono emblemático de la ciudad, además de una parte fundamental de la historia de Alemania.

Es la única de las 18 puertas de entrada a la ciudad de Berlín que hoy sigue en pie. Está inspirada en el propileo de la Acrópolis de Atenas, consta de cinco entradas separadas por seis columnas dóricas a cada lado. Los tres pasajes centrales sólo podían ser utilizados por miembros de la realeza, mientras los dos laterales eran destinados a los ciudadanos comunes.

En la parte superior se encuentra la Diosa de la Victoria en un carro tirado por cuatro caballos, aunque actualmente es sólo una copia, ya que la original se destruyó durante la Segunda Guerra Mundial.

Un dato que nos pareció curioso es que con la construcción del Muro de Berlín, la puerta quedó atrapada entre el este y el oeste, viéndose aislada en tierra de nadie y sin tener acceso a ella. Con la reunificación de Berlín, consiguió volver a ganar relevancia y convertirse en uno de los puntos clave de la ciudad.

A pesar de medir 26 metros de altura, seguro que cuando la visitéis os parecerá pequeña, ya que todos nos la imaginamos mucho más grande.

Puerta de Brandeburgo. qué ver en Berlín
Puerta de Brandeburgo

El muro de Berlín

La caída del Muro de Berlín es uno de los momentos más importantes de la historia del siglo XX. Además, es el símbolo más conocido de la Guerra Fría y de la división de Alemania.

Este muro rodeó y separó Berlín en dos: La República Federal Alemana (Berlín Oeste) y la República Democrática Alemana (Berlín Este). Se trataba de una pared de entre 3,5 y 4 metros de altura, con un interior de cables de acero. En la parte superior tenía una superficie semiesférica para evitar que la gente pudiera escalar y pasar al otro lado.

Junto con el muro se instaló la «franja de la muerte», un foso con alambrada donde militares lo vigilaban 24 horas al día. Mucha gente murió intentando pasar al otro lado, para reunirse con sus familiares o en busca de una vida mejor.

La caída del Muro de Berlín vino motivada por la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en Mayo de 1989. Esto creó grandes manifestaciones en Alexanderplatz que llevaron a que, el 9 de noviembre de 1989 el gobierno de la RDA permitiera el paso hacia el Berlín Oeste.

¿Dónde ver restos del Muro de Berlín?

El mayor tramo que se conserva del Muro de Berlín se encuentra en la zona de la East Side Gallery. Allí encontrarás 1,3 kilómetros del muro, aunque decorado con pinturas y murales con mensajes positivos.

Si lo que quieres es contemplar el muro tal cual existió, te recomendamos que vayas a la Topografía del Terror, donde verás un trozo bastante grande del muro original.

Os hablamos más a fondo de estos dos lugares a continuación:

Topografía del Terror

La Topografía del Terror se trata de una especie de museo donde narra la historia de las instituciones del terror, situadas junto al distrito del gobierno nazi, y de los crímenes allí cometidos.

En este mismo lugar se encontraban las centrales del terror nacionalsocialista entre 1933 y 1945; la policía secreta del estado, la dirección de las SS, el servicio de seguridad de las SS y la oficina central de la seguridad del imperio.

En la zona exterior de la exposición se puede contemplar un gran tramo de muro original, prácticamente intacto a cómo estaba en su época.

Topografía del Terror. qué ver en Berlín
Topografía del Terror

East side Gallery

La East Side Gallery seguro que no necesita presentación. Es uno de los iconos de Berlín y una visita obligatoria si visitas la ciudad.

Se trata de una galería de arte al aire libre de 1,3 kilómetros de longitud donde podemos encontrar cientos de pinturas, usando como lienzo el mayor tramo que se conserva del Muro de Berlín.

Tras un acontecimiento tan importante como la caída del muro, artistas de todo el mundo se trasladaron aquí para plasmar sus mensajes de paz, protesta y esperanza. Hay muchas obras conocidas, pero sin duda la más famosa y que más afluencia tiene es la que verás a continuación. Seguro que te suena:

East Side Gallery. qué ver y hacer en Berlín
East Side Gallery

Este grafitti es «El beso de la muerte» de Dimitri Vrubel. En él se puede ver el momento del beso entre del líder ruso Leonid Brezhnev y Erich Honecker, (líder de la República Democrática Alemana) durante el 30 Aniversario de la República Democrática Alemana en Junio de 1979.

Este beso significaba el refuerzo de la división del país y alejaba (aún más) la posibilidad de la reunificación. Por eso, bajo el grafitti podemos leer la frase: “Dios, ayúdame a sobrevivir a este amor letal”.

Checkpoint Charlie

Checkpoint Charlie fue el paso fronterizo más conocido durante la Guerra Fría, ya que aquí se podía conseguir el permiso (con algunas restricciones) para cruzar desde el sector de Berlín Oeste al Berlín Este.

Algunas personas cruzaban el muro con permiso, sin embargo hubo muchas personas que intentaron huir por aquí. Uno de los casos más trágicos conocidos fue el de Peter Fechter que fue disparado por militares de la RDA y lo dejaron morir ante la impotente mirada de los militares del Berlín Oeste.

Este punto de control fue demolido el 22 de junio de 1990, así que lo que vemos hoy en día es solamente una reconstrucción. Muy cerca de aquí se encuentra el Museo del Muro del Checkpoint Charlie, donde puedes ver  una réplica de la primera caseta de vigilancia de los aliados y aprender más sobre los acontecimientos de la Guerra Fría.

Checkpoint Charlie. qué ver en Berlín
Checkpoint Charlie

La Catedral (Berliner Dom)

La Catedral es el edificio religioso más importante de Berlín, perteneciente a la Iglesia Evangelista en Alemania.

Se construyó entre los años 1894 y 1905 sobre los cimientos de una pequeña catedral barroca de 1747, justo enfrente del Palacio Imperial. Desde su exterior destaca su impresionante cúpula de cobre color verdoso. En su interior puedes visitar la Cripta de los Hohenzollern, donde descansan más de 90 miembros de esta familia imperial.

En 1944 la catedral quedó arrasada (como muchos de los edificios de Berlín) por uno de los bombardeos a la ciudad, destrozando directamente la cúpula y parte del interior. En la actualidad podemos subir a la cúpula, donde después de pasar 270 peldaños, podremos disfrutar de unas vistas panorámicas del centro de Berlín.

Berliner Dom. qué ver y hacer en Berlín
Berliner Dom

Isla de los Museos

La Isla de los Museos (Museumsinsel) es un complejo declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y no es para menos, ya que este conjunto contiene joyas históricas como el Busto de Nefertiti, el Altar de Pérgamo o la Puerta de Ishtar.

Alberga en total 5 de los museos, todos de ellos muy importantes a nivel mundial: el Museo de Pérgamo, el Museo Antiguo, el Museo Nuevo, la Antigua Galería Nacional y el Museo Bode.

Si vas a estar varios días en Berlín y tienes tiempo, te recomendamos entrar al menos a uno. Nosotros elegimos el Museo Nuevo y lo recomendamos totalmente, ya que aquí se encuentra el impresionante busto de Nefetiti. Si vas a visitar más de un museo, te recomendamos que eches un vistazo a la tarjeta Museumpass, que permite el acceso a todos lo museos de la Isla de los museos ( y a muchos más en Berlín) durante 3 días.

Busto Nefertiti
Busto Nefertiti/ okdiario.com

Reichstag

El antiguo edificio del Reichstag es la sede del Parlamento Alemán en Berlín. Es un edificio histórico de aspecto clásico, que contrasta con su impresionante cúpula de cristal y aspecto moderno.

Como la mayoría de los edificios que os hablamos en este post, tras la II Guerra Mundial el edificio del Reichstag quedó destruido y hubo serios debates sobre si se derribaba completamente o se reconstruía. Finalmente en 1956 optaron por la segunda opción, aunque decidieron darle un aspecto más moderno a su cúpula.

Esta cúpula se ha convertido en una atracción turística en sí misma. Posee un diámetro de 40 metros y una altura de 23,5m. Por su interior suben en espiral dos rampas que permiten subir y bajar a un mirador a 40 metros sobre el nivel del suelo, desde donde tener unas vistas de 360 grados de la ciudad. Actualmente el acceso a la cúpula es gratuito, pero es necesario realizar una reserva online anticipada en la página web del Parlamento Alemán.

Reichstag. qué ver y hacer en Berlín
Reichstag

Monumento a los judíos de Europa asesinados

Se trata de un monumento al aire libre, muy cerca de la puerta de Brandeburgo, que recuerda en Berlín a los judíos víctimas del holocausto.

Se trata de un campo con 2.711 bloques de hormigón, de distintos tamaños y alturas formando una especie de pasillos, como si fuera un laberinto. Este monumento se diseñó con la idea de producir una atmósfera confusa e incómoda que llegue a la conciencia de las personas que lo visitan.

En una de las esquinas del monumento se encuentra un punto de información subterráneo, donde además de tener más información de este lugar, se encuentran los nombres de todas la víctimas judías del holocausto conocidas.

En el interior del Monumento al Holocausto. qué ver en Berlín
En el interior del Monumento al Holocausto

Alexanderplatz

Alexanderplatz es la plaza más céntrica de Berlín y un sitio muy concurrido, ya que es uno de los principales puntos de reunión.

Es un reflejo de lo que es la ciudad Berlín hoy en día: altos edificios, modernidad, mucha gente en una ciudad llena de vida, pero que no siempre ha sido así. A finales de la guerra , esta plaza estuvo completamente desaparecida por los bombardeos durante las décadas en las que Berlín estuvo dividida.

Alexanderplatz fue el centro del Berlín Oriental y precisamente aquí tuvieron lugar las protestas contra el gobierno en 4 de noviembre de 1989. Cinco días después, el gobierno anunció la libertad para cruzar el Muro de Berlín.

Dos monumentos llamativos en esta plaza son la torre de televisión y el reloj mundial, de los que os hablamos a continuación.

Torre de Televisión (Fernsehturm)

La Torre de la Televisión de Berlín fue construida en 1969 con la intención de mostrar el poder y la superioridad del gobierno. Mide 368 metros de altura, siendo la estructura más alta de Alemania y uno de los edificios más altos de Europa.

Puedes subir hasta su mirador, una plataforma de observación situada a 203 metros de altura, desde la que tendrás las mejores vistas de la ciudad. Puedes admirar todos los edificios modernos y sobre todo, sus grandes avenidas. Además, tiene un restaurante giratorio unos metros por encima del mirador, donde además de tener buenas vistas podrás disfrutar de su cocina.

Torre de Televisión (Fernsehturm)
Torre de Televisión (Fernsehturm)

Si quieres visitar la torre de Televisión, puedes conseguir tus entradas sin colas aquí:

El reloj mundial (Urania)

El Reloj Mundial, conocido como “Urania” es otro de los monumentos de esta plaza. Fue construido en 1969 como parte de la reurbanización de la plaza en la época socialista de la antigua República Democrática Alemana.

Se trata de un mecanismo de un cilindro giratorio con las 24 zonas horarias del mundo, permitiendo ver la hora en ese momento en cualquier parte del mundo. En la parte superior tiene un sistema solar que gira cada minuto. Pesa 16 toneladas y mide 10 metros de altura.

Urania. qué ver y hacer en Berlín
Urania

 La Nueva Guardia

El edificio de la Nueva Guardia fue construido en 1818, un edificio pequeño y sencillo de estilo neoclásico, en la avenida Unter den Linden.

Originalmente, este sirvió como monumento en conmemoración a la liberación de Berlín. Aunque con los años y los distintos acontecimientos históricos de la ciudad, el motivo del homenaje han ido cambiando. En 1931 se convirtió en un monumento en recuerdo a los fallecidos en la Primera Guerra Mundial, más tarde (en 1960) a las víctimas del fascismo y militarismo alemán;  y finalmente, el que encontramos hoy en día: homenaje todas las víctimas de cualquier injusticia.

La piedad de Kollwitz

El homenaje que encontramos en la actualidad es «Madre con su hijo muerto» (también conocida como «La piedad de Kollwitz»). Se trata, como bien describe el título, de la escultura de una mujer abrazando el cuerpo sin vida de su hijo. Es realmente impresionante verla, ya que se encuentra justo bajo una abertura en forma de óculo en el techo, de forma que está expuesta a todos los fenómenos meteorológicos: el frío, el sol intenso, la lluvia…

Os recomendamos encarecidamente que os paséis a verlo, la entrada es gratuita y es una imagen que emociona mucho verla, sobretodo por el silencio sepulcral que se respira en el ambiente.

La piedad de Kollwitz. qué ver en Berlín
La piedad de Kollwitz

Bebelplatz

En esta plaza de Bebelplatz, el 10 de Mayo de 1933, la asociación de estudiantes alemanes llevaron a cabo una masiva quema de libros cuya ideología o autores no fueran del agrado del régimen. Se estima que se quemaron unos 20.000 libros, entre ellos muchos autores importantes como Sigmund Freud, Karl Marx o Heinrich and Klaus Mann.

quema de libros
Quema de libros /Spiegel.de

En esta misma plaza, en una esquina algo apartado, se guarda un pequeño y discreto memorial a esa quema de libros. Fue diseñado por el artista isrealí Micha Ullman y fue inaugurado en 1995.

Se trata de una cristalera en el suelo, en la que podemos asomarnos para ver qué esconde. De primeras es algo difícil ver qué se encuentra en su interior, ya que la propia cristalera refleja con la luz del sol. Si nos fijamos bien, vemos que el interior simula tener estanterías vacías, representando un espacio simbólico, vacío para 20.000 libros que se quemaron en esta plaza.

Al lado de esta cristalera, encontramos dos placas de bronce con una frase muy relevante: «Ésto ha sido solo el principio; donde queman libros, acabarán quemando personas» Heinrich Heine, 1820. Casualmente, 7 años después de esta quema de libros, las personas empezaron a ser llevadas a campos de concentración.

Memorial a la quema de libros. qué ver y hacer en Berlín
Memorial a la quema de libros

Gendarmenmarkt

La Plaza Gendarmenmarkt fue construida en el siglo XII, originalmente pensada pasar ser un mercado, que se encuentra en el centro de la ciudad.

En la centro de la plaza se encuentra el edificio Konzerthaus, sala de conciertos y Sede de la Orquesta Sinfónica de Berlín. Aunque lo más llamativo de la plaza son sus dos iglesias barrocas gemelas: la Französischer Dom (Catedral Francesa) y la Deutscher Dom (Catedral Alemana), que se encuentran una a cada lado de la plaza.

La catedral alemana sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que se transformó en un museo sobre la democracia alemana que puedes visitar de forma gratuita. Por otra parte, puedes subir a la cúpula de la catedral francesa, aunque sus vistas no son comparables a las que tendrás desde la Berliner Dom.

Gendarmenmarkt. qué ver y hacer en Berlín
Gendarmenmarkt

Postdamer Platz

Potsdamer Platz fue el antiguo corazón de la ciudad y hasta la Segunda Guerra Mundial, fue una de las plazas con mayor tráfico de Europa.

Era el lugar de desarrollo de la una gran actividad comercial y cultural durante el siglo XIX, de hecho aquí se instaló el primer semáforo de Europa.

Esta plaza fue arrasada durante la Segunda Guerra Mundial y partida en dos por el Muro de Berlín. Sin embargo, tras la unificación de Alemania se comenzó a reconstruir con la idea de crear una «ciudad europea». Hoy en día es una de las zonas más modernas de la ciudad.

Semáforo en Postdamer Platz. qué ver y hacer en Berlín
Semáforo en Postdamer Platz

.

Siempre recomendamos hacer un free tour para un primer contacto con la ciudad.

Os dejamos el enlace al que hicimos nosotros, que os recomendamos mucho.

Verás muchos de los sitios que os hemos enseñado, aunque con mucha más información:

Algunos planes alternativos en Berlín

Tour en Trabant por la ciudad

Si quieres ver Berlín desde una perspectiva diferente, no de puedes perder un tour en Trabant, los coches de la Alemania comunista y que hoy en día funcionan más bien como reclamo turístico (están tuneados con colores llamativos o estampados de cebra).

El tour dura unos 75 minutos ¡y tú mismo vas conduciendo! mientras recorres los principales puntos turísticos del centro de la ciudad en convoy de unos 5 o 6 Trabis. El primer coche es el guía indicándote por la radio del coche los puntos turísticos para que no pierdas detalle, además de indicaciones sobre el tráfico.

Te contamos más sobre esta experiencia en nuestro post Berlin en Trabi.

Ramones Museum Berlin

El Ramones Museum Berlin es el primer y único museo dedicado a la mayor banda del punk, Los Ramones. Está muy cerca de la East Side Gallery, así que si estás de paso, compensa cruzar el río para venir y visitarlo.

El museo se creó gracias a Flo Hayler (periodista musical y un gran aficionado de la banda) y que decidió compartir su pasión por los Ramones con el resto del mundo. Así es como en 2005 este museo abrió sus puertas , aunque en una localización distinta a la que se encuentra actualmente.

Si eres fan de los Ramones, no olvides pasarte por aquí. Hemos escrito un post sobre nuestra visita que puedes leer aquí: Ramones Museum Berlin.

  Encuentra los sitios en el mapa

.

¡Hasta aquí nuestro post de qué ver y hacer en Berlín! Déjanos un comentario si te ha gustado este post o si tienes alguna pregunta que hacernos.

.

ORGANIZA EL VIAJE POR TU CUENTA 

 Reserva tu hotel con Booking.com al mejor precio aquí     

  Reserva apartamento  Airbnb con 25€ de descuento aquí

  Contrata seguro médico Mondo con 5% de descuento aquí

   Paga con tarjeta: solicita la BNext con 5€ de regalo aquí

Viaja en Uber con 5€ de descuento en tu primer viaje, haz click aquí

 Reserva tours y excursiones en Español con Civitatis aquí  

     Internet: Siempre conectado con Tep Wireless consulta aquí

   
Compartir en:

Deja un comentario

*

He leído y acepto.