El palacio de Knossos en Creta

El palacio de Knossos es uno de los principales puntos de interés de la isla de Creta.

Se trata de un palacio Minoico (el más importante de Creta) a 5 kilómetros al sur de la ciudad de Heraklion, en las colinas de  Kephala. Este palacio alberga además, la leyenda del laberinto del Minotauro. El palacio fue abandonado por completo, por lo que muchas de las estancias, frescos u objetos que vemos aquí son reconstrucciones.

En el post de hoy os contamos cómo es visitar el palacio de Knossos, su historia y los principales puntos de interés.

  Un poco de Historia

El palacio de Knossos es el palacio Minoico más importante de Creta. Se construyó hacia el 2000 a.C, aunque destruido por un terremoto años después. A pesar de ser reconstruído, el palacio siguió sufriendo deterioros  hasta ser finalmente abandonado. Años después, sería reutilizado por los dorios y los romanos.

El palacio de encuentra a 5 kilómetros al sur de la ciudad de Heraklion, en las colinas de  Kephala. Por su gran tamaño se cree que haya podido ser capital de la isla y centro de poder.

En 1878 el lugar comenzó a ser exacavado por Kalokerinos Minos, aunque más tarde continuó Sir Arthur Evans. Según su investigación, éste era el palacio del rey Minos, quien debía renovar su cargo cada 8 años ante los dioses. El palacio tenía 3 niveles de altura y también se han descubierto habitaciones ocultas, las que se cree que podrían ser las mazmorras.

¿Cómo era el palacio de Knossos?

El palacio de Knossos fue la mayor construcción europea durante muchos siglos. Se estima que el palacio tenía una superficie de 17.000 metros cuadrados y que contenía más de 1.500 estancias. 

Sin embargo, en la actualidad es bastante difícil hacernos una idea de cómo era realmente este Palacio, ya que solamente podemos visitar ruinas y partes inconexas del palacio. En la foto siguiente podrás ver una reconstrucción de cómo podría haber sido el palacio durante su época dorada.

Reconstrucción Palacio de Knossos/Pinterest. Knosos
Reconstrucción Palacio de Knossos/Pinterest

 El Mito de Teseo, el Minotauro y el laberinto

La mitología dice que aquí reinó el rey Minos, quien encargó construir un laberinto a Dédalo. Aquí es donde encerraría al minotauro, un hombre con cabeza de toro, que se alimentaba de carne humana que servían a modo de ofrenda.

Finalmente, Teseo mata al minotauro y logra salir del laberinto, gracias al hilo mágico de la diosa Ariadna, que le dirigió a la salida.

  Visitar el Palacio de Knossos

En la actualidad, dentro del recinto del palacio de Knossos podemos admirar lo que era el patio central, el salón del trono, el propileo sur, el corredor procesional, el muro del príncipe de los lirios, el baño de la reina… Sin embargo, muchos de los numerosos hallazgos del palacio como joyas, murales, cerámica, tablillas… son solamente reproducciones y los originales se exponen en el Museo arqueológico de Heraklion.

Propileo del ala Oeste

El Propileo Oeste se cree que es el lugar el rey recibía a sus invitados. Aquí podemos contemplar el corredor procesional y parte de los almacenes de vasijas.

Corredor procesional

Se trata de un pasillo de 1 metro de ancho y más de 3 metros de altura que desembocaba en medio del palacio. Conocido también como «el corredor de la procesión», debido a que en la pared se encuentra una pintura donde se representan a portadores de ofrendas.

Corredor Procesional. El palacio de Knossos
Corredor Procesional

Almacenes de vasijas

Se trata de 18 almacenes sin ventanas, donde se encontraron gran cantidad de enormes vasijas de almacenamiento. Estos almacenes comunicaban con los santuarios.

Réplicas de vasijas de almacenamiento. El palacio de Knossos
Réplicas de vasijas de almacenamiento

Ala Este

El Ala Este está construida sobre la colina y tiene cuatro niveles. Aquí se encuentran tanto los aposentos del rey como los de la reina.

Megaron del Rey

Se trata de los aposentos del rey Minos, conocidos también como «la cámara de las hachas dobles» debido a los símbolos de las paredes. El megaron se compone por una sala principal con varias entradas y pasillos. En el corredor se encontraban algunas figuras de culto de época micénica.

Megaron de la Reina (Sala de los Delfines)

Los aposentos de la reina son una de las zonas más conocidas del palacio.

Al Oeste del megaron se encuentra la sala de baño de la reina, que destaca por su decoración y por «el fresco de los delfines». Aunque lo que vemos en la actualidad es solamente una reproducción, resulta muy impresionante ver el detalle y el realismo con el que están dibujados.

Sala de los Delfines. El palacio de Knossos
Sala de los Delfines

Propileo Norte

En el ala norte se encuentra una de las estampas mas conocidas del Palacio de Knossos. En una reconstrucción del bastión de Oeste se encuentra el «Fresco del Toro», un fresco en relieve que representa la captura de un toro bravo en un campo de olivos.

Propileo Norte. El palacio de Knossos
Propileo Norte

Ala Sudoeste

Aquí se encontraba el segundo acceso al palacio, que llevaba a los corredores Sur y Norte hasta el patio central. Este corredor también es conocido como el de las pinturas de los lirios, por el fresco encontrado allí y del que os hablaremos a continuación.

El fresco del Príncipe de los Lirios

Se trata de un relieve de estuco pintado minoico, considerada una de las piezas arqueológicas más importantes de toda Grecia.

Fue descubierto por el arqueólogo Arthur Evans en 1901, quien creyó que se podría tratar del propio rey Minos. Se representa la figura de un joven con cabello largo, con una adornada gorra de plumas y un collar. En la mano izquierda sostiene algo parecido a una cuerda, con la que posiblemente conducía a un animal sagrado.

Sin embargo, el fresco que vemos hoy en día en el Palacio de Knossos no es más que una reproducción. El original se encuentra junto con muchos otros hallazgos, como os decíamos anteriormente, en el Museo Arqueológico de Heraklion.

Representación del friso Príncipe de los Lirios. El palacio de Knossos
Representación del friso Príncipe de los Lirio

La via principal

A lo largo de la vía principal encontraremos las casas de los frescos y el llamado arsenal. La vía lleva a un pequeño palacio en que fue encontrado el objeto en forma de cabeza de toro.

La Sala del Trono Real

Es uno de los lugares más importantes del palacio en la actualidad, ya que aquí se encuentra el trono original del rey Minos, que permanece erguido después de 3.500 años.

Se trata de un trono de alabastro, con bancos a cada lado y un gran cuenco en el suelo justo en el centro de la habitación. En las paredes hay frescos con seres mitológicos con cuerpo de león y cabeza de ave, simbolizando el poder real y divino.

 Sala del Trono Real. El palacio de Knossos
Sala del Trono Real

Escalera principal

Se trata de unas impresionantes escaleras, reconstruidas por Arthur Evans que permiten hacerse una idea del tamaño del palacio.

Escalera principal. El palacio de Knossos
Escalera principal

.

¡Hasta aquí nuestro post sobre el Palacio de Knossos! Déjanos un comentario si te ha gustado este post, si te ha resultado útil para tu viaje o si tienes alguna pregunta que hacernos.

.

ORGANIZA EL VIAJE POR TU CUENTA 

 Reserva tu hotel con Booking.com al mejor precio aquí     

  Reserva apartamento  Airbnb con 25€ de descuento aquí

  Contrata seguro médico Mondo con 5% de descuento aquí

   Paga con tarjeta: solicita la BNext con 5€ de regalo aquí

Viaja en Uber con 5€ de descuento en tu primer viaje, haz click aquí

 Reserva tours y excursiones en Español con Civitatis aquí  

     Internet: Siempre conectado con Tep Wireless consulta aquí

   
Compartir en:

Deja un comentario

*

He leído y acepto.